De acuerdo al relato policial, los agentes acudieron a un establecimiento de la calle Marqués de San Esteban en la madrugada del pasado día de Reyes, donde un joven se encontraba "muy alterado" y supuestamente había fracturado la luna exterior del local.

Una de las camareras manifestó que el joven, que se encontraba en estado de embriaguez, comenzó a lanzar improperios e insultos contra todos los presentes en el local y, como tardaban en atenderle, cogió una botella de la barra y la lanzó contra la luna exterior que ocupa el lateral completo del local.

A la llegada de los agentes, el joven mostraba un comportamiento "exaltado y agresivo", para después calmarse y mostrarse arrepentido de lo sucedido. Fue detenido por un delito de daños. El arrestado contaba con 12 detenciones anteriores por delitos contra el patrimonio.

Consulta aquí más noticias de Asturias.