Museo del Prado
Imagen de la fachada principal del Museo del Prado. Emilio J. Rodríguez Posada / WIKIPEDIA

La falta de interés, ligada a los bajos niveles educativos, es la primera barrera a la participación cultural en España, según los datos que arroja el estudio El consumo cultural: ¿cuestión de gusto, o de precio?, publicado por el Observatorio Social de la Caixa.

Realizado por los profesores de la Universidad de Oviedo, incide en las causas que provocan que los españoles no asistan a espectáculos en directo y lugares de interés cultural. En el caso de los espectáculos en directo, como conciertos u obras de teatro, la falta de interés se aduce en un 41,7% de los casos para las personas con rentas más bajas.

En cambio, para los más ricos los motivos económicos (21,5%) y de restricción de la oferta (12,4%) son las causas principales de no asistencia; declarando falta de interés únicamente un 1,9% de los encuestados.

"Sin embargo, parece que es la falta de renta, no de interés, el determinante básico de la no asistencia al cine", asegura el informe.

"En este caso hay una industria que diseña sus productos teniendo en cuenta el interés de los consumidores potenciales; por otra parte, la asistencia a las artes escénicas y a lugares de interés cultural requiere una mayor formación del gusto y cuando este no existe tampoco existe interés", resume.

Por lo tanto, el estudio hace hincapié en que la educación tiene tiene un efecto positivo en la demanda de las tres actividades, especialmente del cine. Entre quienes tienen educación primaria, un 13% asistió al menos una vez a las salas, una cifra que se eleva al 49% entre los que disponen de secundaria y un 68% entre los que cuentan con estudios superiores.