Sin embargo, desde el Sindicato advierte que ese procedimiento puede tener consecuencias negativas, al aumentar el riesgo de "sufrir infecciones e intoxicaciones alimentarias, además de disminuir la durabilidad de los alimentos conservados".

De esta forma, han explicado que entre las muchas situaciones de riesgo que pueden aparecer, por ejemplo, el parásito del pescado anisakis, se inactiva a temperaturas de -20ºC durante, al menos, 24 horas. Pero si la temperatura que se alcanza es de -15ºC, el tiempo para destruirlo sería cuatro veces mayor, con lo que, si esto no es tenido en cuenta, aparecería "un claro peligro de infestación parasitaria", han advertido.

Consulta aquí más noticias de Asturias.