En una publicación en redes sociales consultada por Europa Press, el Consistorio explica que dede hace unos años ha transmitido varias veces a la Delegación Territorial de Educación la problemática con el cableado eléctrico del colegio, "el cual se queda anticuado en la actualidad, teniendo los maestros que decidir si enchufan las pizarras digitales o las estufas, además de que no se pueden encender todas las estufas a la vez, porque si no salta la luz y se quedan sin energía".

Como ejemplo, el Consistorio expone que durante una hora en que la alcaldesa, Antonia Capitán, ha estado en el colegio la luz ha saltado entre cuatro y cinco veces en cada aula, además de tener que decidir entre encender estufas o pizarras digitales. "El caso extremo llega en una clase donde el maestro tiene que decidir si encender la estufa y que los alumnos no pasen frío o encender la lupa digital de una de los alumnos que tiene deficiencia visual, no cumpliendo así con una escuela inclusiva y de calidad", ha dicho.

A esto se le une que desde hace un año la caldera que debía permitir que el alumnado de Infantil no pasara frío no funciona correctamente, "una caldera que se instaló nueva con la obra del aulario de Infantil y de la cual debe hacerse cargo la empresa responsable de la construcción, previo requerimiento del ISE, dependiente de Educación".

Tras la vuelta del colegio se ha vuelto a solicitar una cita en la Delegación para explicarles una vez más la situación que están viviendo los niños, y como se ha comprobado están en clase con las chaquetas, bufandas, etcétera; además, "desde el Ayuntamiento se ha tomado la iniciativa y mañana visitará el centro un técnico para comprobar la caldera", añade.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.