Oprah Winfrey
Oprah Winfrey posa con el premio Cecil B. DeMille con el que ha sido galardonada en la 75 edición de los Globos de Oro. Mike Nelson / EFE

Un discurso de fuerza arrolladora, aguerrido, emotivo y contrario al racismo y el acoso sexual ha situado a Oprah Winfrey, de 63 años, en las quinielas políticas para las elecciones norteamericanas de 2020.

"Quiero expresar mi gratitud a todas las mujeres que han soportado años de abuso y agresión porque, al igual que mi madre, tuvieron hijos que alimentar, facturas que pagar y sueños que perseguir. Un nuevo día se asoma en el horizonte gracias a muchas mujeres magníficas, alguna está en esta sala", exclamó con una contundencia la periodista, actriz, empresaria y emblemática presentadora de televisión que puso en pie al auditorio. Todo ello enfundada en el riguroso negro con el que los asistentes a los Globos de Oro 2018 plantaron cara al acoso sexual en Hollywood.

El suyo, especialmente emotivo porque ella misma fue víctima de abuso y violación en la adolescencia, fue el discurso más destacado de la noche en favor del movimiento #MeToo, y hasta la mismísima Meryl Streep —la otra estrella norteamericana que sienta cátedra cada vez que coge un micro— pidió su candidatura de cara a las presidenciales. "Quiero que ella se presente a presidenta. No creo que tuviese ninguna intención, pero ahora no tiene opción", dijo la eterna nominada. Y ahora parece que Winfrey está "analizando activamente" esta opción, según informan medios estadounidenses que citan a dos personas de su círculo más íntimo. Lo haría, sin duda, en el partido demócrata: ella fue una de las principales recaudadoras en apoyo de la campaña de Barack Obama entre 2006 y 2008.

Quiero que ella se presente a presidenta. No creo que tuviese ninguna intención

Aunque la popularidad de la diva de la televisión se haya disparado en las últimas horas en clave internacional, lo cierto es que presume de ser un icono en Estados Unidos desde hace décadas. Y uno de gran patrimonio. Con una fortuna estimada en 3.000 millones de dólares, fue nombrada por Forbes como la celebridad más poderosa del mundo hasta en cinco ocasiones. También Life y Time han llegado a situarla como una de las personas que han dado forma al siglo XX y XXI. Y Bussiness Week la calificó como la más grande filántropa de origen negro de la historia de Estados Unidos.

Winfrey debe su popularidad e influencia a su programa The Oprah Winfrey Show, en antena de 1986 a 2011, un espacio que ostenta a día de hoy el título al programa de entrevistas más visto de la historia de la televisión y por el que ha ganado varias veces el Emmy. Su trayectoria en televisión la han convertido en una de las mujeres más influyentes de los últimos años. En 1986, también rozó el Oscar a Mejor Actriz por su papel en El color púrpura y fundó su propia productora, Harpo Productions. Desde entonces, ha seguido haciendo sus pinitos como actriz. La última, en 2018, junto a Lee Daniels en The Butler.