Asimismo, Martín Vila ha explicado en una nota de prensa que el objeto de la reunión "es analizar la puesta en marcha de este dispositivo y tras hacer el balance sobre los efectos que ha tenido".

Vila ha señalado que, "durante todo el dispositivo, hemos mantenido un contacto directo con todos los implicados como el comercio, hosteleros, transportes y asociaciones de vecinos entre otros, con el que hemos ido realizando un seguimiento y afinando algunas a cuestiones".

Tras "las sensaciones positivas que hemos recibido, hemos creído oportuno volver a sentarnos esta semana y realizar un balance más global". En esta reunión se aportarán algunas propuestas técnicas por parte del Ayuntamiento "para analizar y ver qué camino continuar", ha señalado el concejal de Movilidad.

El Ayuntamiento ha recordado que el Plan de Movilidad Especial ha sido diseñado por la Delegación Municipal de Movilidad en colaboración con taxistas, hosteleros, vecinos, peatones, Agadi y ONCE, y ha explicado que se establecieron dos itinerarios peatonales de acceso al casco histórico; uno por la calle Rubio y Díaz, con salida por Sánchez Barcaiztegui, y que llega hasta la plaza de Candelaria, El Palillero, Montañés, entre otros; y el segundo por la calle Beato Diego, con salida por Antonio López, pasando por San Pedro, Plaza de Mina y Cánovas del Castillo, entre otros.

A su vez, con motivo de este plan temporal, que se ha prolongado durante esos días, se ha llevado a cabo la peatonalización de las calles Cervantes, la plaza Gaspar del Pino, San Miguel, San Francisco Javier Olaza, la plaza de la Cruz Verde, la calle Cruz y un lateral de la plaza San Antonio. Todos estos nuevos itinerarios peatonales se sumarán a los ya existentes en la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.