Los hechos se produjeron pasada la medianoche en la calle Santa Lucía, donde los agentes que participaron en la intervención identificaron y detuvieron a dos clientes del local, que estaban manteniendo una fuerte discusión entre los empleados del establecimiento.

A mediar y tratar que depusiesen en su actitud, los implicados reaccionaron de forma violenta, agrediendo y oponiendo gran resistencia a los efectivos actuantes, que instruyeron diligencias judiciales.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.