Fachada del Tribunal de Cuentas
Fachada del Tribunal de Cuentas EUROPA PRESS

Así consta en el Informe de fiscalización de los estados contables de los partidos políticos y de las aportaciones percibidas por las fundaciones y demás entidades vinculadas o dependientes de ellos, correspondiente a los ejercicios 2014 y 2015.

ESQUERRA UNIDA

La mayor parte de los errores detectados en Baleares corresponden a Esquerra Unida. El Tribunal de Cuentas señala que la federación de las Islas no aportó la documentación justificativa solicitada, "lo que ha constituido una limitación al alcance de la fiscalización".

También reseña que EUIB procedió en 2014 a la activación de un inmueble por un importe de 103.715 euros, con cargo a la cuenta de 'Terrenos y bienes naturales', sin separar el importe correspondiente al valor de la construcción. No obstante, al cierre del ejercicio registró una amortización de 12.941 euros.

Por otra parte, se ha verificado la existencia de un inmueble propiedad de esta federación desde el año 2006, ubicado en el municipio de Calviá, que no figura registrado en el inmovilizado de la formación, si bien el crédito hipotecario asociado está contabilizado en el pasivo con un saldo pendiente de amortizar de 65.101 euros al cierre del ejercicio fiscalizado.

La federación de Baleares también registró incorrectamente como aportaciones de cargos públicos un importe de 3.156 euros, que correspondía a aportaciones recibidas de tres Ayuntamientos, directamente en cuentas corrientes titularidad de la formación política.

Asimismo, la federación balear no disponía ni en 2014 ni en 2015 de cuenta bancaria específica para recibir las donaciones y aportaciones de cargos públicos. Por otro lado, EUIB remitió las cuentas anuales del ejercicio 2015 fuera del plazo establecido por la ley, con 175 días de retraso respecto al plazo que concluía el 30 de junio de 2016.

El Tribunal también apunta que en la memoria consolidada no figuran relacionadas nominalmente las aportaciones de cargos públicos y las donaciones de las federaciones de Baleares, que registra en su contabilidad importes de 11.142 euros.

PP

Respecto al PP balear, el Tribunal de Cuentas lo incluye entre las sedes de la formación que ingresaron las aportaciones de cargos públicos en cuentas destinadas al ingreso exclusivo de las cuotas de afiliados. En el caso de Baleares se trata de un importe de 422.673 euros.

También se ha identificado un pago en efectivo de 2.699 euros desde la sede balear que supera el límite máximo de 2.500 euros previsto en la ley.

PODEMOS Y CS

En cuanto a Podemos, el Tribunal indica que la formación no presentó la correspondiente contabilidad electoral al órgano fiscalizador en el caso de las elecciones al Consell Insular de Ibiza, pese a que obtuvo tres representantes. No obstante, el Tribunal ha verificado que dicha cuenta se ha integrado en la contabilidad anual presentada por la formación.

También se menciona en el informe que el grupo en el Consell Insular de Mallorca no registró como ingresos las asignaciones devengadas en el mes de diciembre de 2015.

Respecto a Cs, el Tribunal de Cuentas informa de que el grupo parlamentario balear no contabilizó las nóminas de una serie de empleados. El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha afirmado este viernes que en las cuentas del partido correspondientes al ejercicio 2016 ya se subsanaron errores.

Finalmente, el Tribunal de Cuentas también indica que la Fundació Centre d'Estudis Socials i Desenvolupament Gabriel Alomar, vinculada al PSIB, no publicó en su página web las cuentas anuales relativas a los ejercicios 2013, 2014 y 2015.

DATOS GENERALES

En todo el país, el Tribunal de Cuentas se ha negado su conformidad a la contabilidad de 2015 de nueve partidos, entre ellos Ciudadanos, Izquierda Unida (IU), Compromís, Convergencia (CDC, socio de la nueva Junts per Catalunya) y EH Bildu, al detectar demasiadas incidencias, deficiencias y discrepancias que limitan de examen.

El informe examina las cuentas anuales de 30 formaciones políticas que percibieron, directa o indirectamente, algún tipo de subvención pública para atender sus gastos de funcionamiento otorgada por el Estado o las comunidades autónomas o como consecuencia de haber obtenido representación parlamentaria en los procesos electorales de 2015.

Aunque con salvedades, el Tribunal de Cuentas ha emitido una opinión favorable de 20 formaciones políticas respecto del ejercicio 2014, y de 19 en cuanto al ejercicio 2015, incluyendo al PP, al PSOE y Podemos.