Guardia Civil de Tráfico
Guardia Civil de Tráfico EUROPA PRESS/ARCHIVO

Según informa el Instituto Armado en un comunicado, en la central del Centro Operativo Complejo (COC) de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz se recibieron dos llamadas telefónicas de particulares -uno de ellos de un guardia civil libre de servicio-, alertando que en la autovía A48 había un vehículo circulando en sentido contrario a la de la marcha.

Dicha central alertó a las patrullas en servicio, dirigiéndose a la autovía una patrulla de la Guardia Civil de Chiclana de la Frontera (Cádiz) para interceptar el vehículo, que a la altura del kilómetro 9 avistó al que circulaba en dirección contraria.

El vehículo oficial mediante uso de las señales luminosas prioritarias encendidas, así como realizando numerosas ráfagas de luces, trato que aminorara la velocidad, no percatándose el conductor infractor de ello y provocando que el vehículo oficial tuviera que realizar maniobras para evitar una colisión frontal, que finalmente sí se produjo.

Con esta colisión el vehículo infractor detuvo su marcha, sin ocasionar ningún percance para el resto de los usuarios de la vía, aunque provocando lesiones de carácter leve tanto en los agentes como en el conductor que circulaba en sentido contrario.

El vehículo infractor se trata de un cuatriciclo ligero conducido por un varón cuyas iniciales corresponden a C.G.B., de 80 años de edad, al que se le practicó la prueba de alcoholemia siendo el resultado de la misma negativo.

Pudiendo haber sido el motivo una distracción en la conducción, los agentes le recuerdan la necesidad de prestar la atención permanente a la conducción ya que, las distracciones sigue siendo una de las causas principal en los accidentes de tráfico.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.