Entre sus medidas de presión -según explica el PP en un comunicado de prensa- decidieron, meses atrás, "abandonar el sistema retribuido y voluntario de guardias para posteriormente, y en asamblea, dejar de recoger las Resoluciones de Alcaldía para hacer horas extras".

En ocasiones -como ya hemos informado con anterioridad- ha habido servicios en los que repentinamente se han producido bajas, sin conceder tiempo de maniobra alguna a la Jefatura del Parque para redactar y notificar las Resoluciones obligando a los bomberos a hacer horas extras.

"Estas medidas de presión -y otras como la manipulación de bienes de vehículos del parque, los destrozos en el interior de parque o la utilización fraudulenta en protestas de vehículos municipales; que por cierto han dado origen a la apertura de expedientes disciplinarios- han sido adoptadas por los bomberos con un único objetivo: Lograr un incremento en su sueldo de 2.500 euros anuales sin aumentar sus prestaciones ni variar sus organizaciones en el trabajo para mejorar el servicio prestado al ciudadano".

En resumen, "estamos hablando de un aumento salarial de 2.500 euros a cambio de nada".

"Subrayamos además que dos sentencias judiciales del Juzgado de lo Contencioso y de la Sala de lo Contencioso del TCJ recuerdan a los bomberos que las Resoluciones de Alcaldía se ajustan a derecho y deben cumplirlas".

Así, finalizan, "seguimos reiterando una llamada a la responsabilidad y a la profesionalidad de los miembros del Cuerpo de Bomberos. Y volvemos a remarcar que alentar la confrontación y poner en duda la seguridad de los ciudadanos es una grave irresponsabilidad, impropia de unos servidores públicos".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.