La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, ha explicado que esta última cuota responde a la diferencia entre las cantidades adeudadas por el Consistorio y la empresa concesionaria, pues Aguas de Valladolid debe 138.869 euros al Ayuntamiento por el cambio de depuración y, por su parte, la institución local tendría que abonar un total de 732.874 euros por la depuración de las aguas de los municipios del Alfoz.

Zaratán, ha agregado la concejal, ya ha abonado lo que le corresponde, mientras que Laguna de Duero ha realizado una retención de crédito y está en proceso de abonar su parte.

Una vez liquidada la deuda se "cerrará un ciclo", pues a partir del 1 de julio, cuando se municipalice el agua, será Aquavall la empresa que pase a suministrar este servicio y, por tanto, será la que expida dichas facturas a los pueblos del Alfoz, ha concluido Sánchez.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.