Un año más, la Industria y la Construcción son los sectores que "protagonizan el aumento del paro en diciembre, lo que demuestra la incapacidad de las empresas riojanas para mantener sus expectativas de trabajo ni de consumo, o al menos no la traducen en más empleo". Una "situación de parálisis e incluso retroceso generalizado que se ha visto agravado en el último trimestre, en el que la Industria ha vivido una continua caída del empleo". De hecho, "ni siquiera el sector servicios se ha beneficiado del supuesto auge que el periodo navideño debería implicar en términos de empleo, ya que también registra un aumento de 32 parados".

Por otro lado, es cierto que La Rioja registra una bajada del desempleo en términos interanuales, pero para UGT está provocada por el mantenimiento de los elevadísimos índices de temporalidad. De hecho, este aumento se basa en el incremento de puestos de trabajo temporales y precarios, como demuestra que el 93 por ciento de los contratos efectuados en 2017 fueron eventuales.

Es decir, se sigue 'troceando' un empleo indefinido a jornada completa en varios trabajos eventuales con jornada parcial, lo que implica sacrificar empleos decentes y aumentar el número de trabajadores pobres, que teniendo trabajo no llegan a fin de mes.

Además, cada año "se repite el mismo comportamiento abusivo y fraudulento

por parte de determinadas empresas sin escrúpulos, que para evitar el abono de las vacaciones navideñas proceden a despedir a parte de sus empleados a sabiendas de que volverán a contratar en enero".Así las cosas, 201 cierra con casi 17.436 parados y trabajadores más pobres, lo que implica una "necesaria revisión de todas las medidas que se están adoptando, a la vista de su insuficiencia y de su incapacidad para contagiar a las empresas de la necesidad de crecimiento a base de empleos dignos y aumento de las rentas de los trabajadores".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.