En este sentido, la secretaria de Empleo de CCOO, Laura Lombilla, ha destacado que, pese al descenso del 12,52% del paro en 2017 en la región, respecto a 2016, "no es momento para felicitarse" porque la cifra "es tramposa" y "esconde una realidad cruel y precaria".

Para Lombilla, "no se puede celebrar nada hasta que el empleo generado sea estable y de calidad, porque menos desempleo no significa ni dignidad en el empleo ni mejor calidad de vida".

De hecho, ha apuntado que la salida del registro de desempleados de 5.513 personas a lo largo de 2017 "no significa que se haya mejorado la situación del empleo".

Así, ha recordado que el propio Ministerio de Trabajo, en su último informe sobre el mercado laboral cántabro, alertaba sobre cómo, en los "tres últimos años, que es cuando se ha disparado la contratación, los contratos crecen el doble que las personas contratadas".

Es decir, el Ministerio confirma que "la elevada temporalidad lleva instalada de manera estructural hace muchos años en el mercado laboral español", caracterizado por "contratos de días, hechos una y otra vez, con una tasa de temporalidad enquistada en el 93,34% en 2017, casi igual que en 2016, lo que supone un abismo respecto a la contratación indefinida", ha subrayado.

La responsable de Empleo de CCOO ha recalcado, además, que en diciembre de 2017, cuando la caída del desempleo es del 2,24%, sólo dos sectores mejoran (servicios y primer empleo) mientras el desempleo crece en la industria, la agricultura y la construcción.

"Seguimos con un modelo desindustrializado y que maquilla los datos con los programas de empleo subvencionado", ha señalado Lombilla, quien también ha destacado que en diciembre "se desploma" la contratación indefinida respecto al mes anterior (con un 29,75% menos). Al respecto, ha incidido en que en el año 2017 "sólo" se formalizaron 17.109 contratos indefinidos en toda la comunidad frente a los 239.806 temporales, el 93,34% del total, según el Servicio Cántabro de Empleo.

"Los cantos de sirenas sobre el dato global de descenso del desempleo esconden la terrible precarización del mismo y una falta de atención a los grupos más vulnerables de nuestra sociedad", ha reiterado Lombilla, quien ha subrayado, por último, que según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), a octubre de 2017 la tasa de cobertura de beneficiarios de prestaciones por desempleo era "sólo" del 50,6%.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.