La UCE, en un comunicado recogido por Europa Press, ha explicado que varios usuarios han acudido este martes a esta clínica de depilación para continuar con sus tratamientos, en muchos casos pagados mediante bonos o con la financiación del tratamiento, y se han encontrado "encontrado" con la desagradable sorpresa de un local vacío con carteles que informaban del alquiler del establecimiento.

Los afectados han contado que no habían recibido ningún aviso previo y los titulares de los negocios cercanos al citado local han informado que hace tres días que vaciaron la clínica.

"Desconocemos el número de afectados en la capital, aunque a nivel nacional por lo que hemos podido comprobar, parece que es una práctica habitual de esta empresa y son miles los afectados", ha señalado la Unión de Consumidores.

Ante esta situación, la UCE ha aconsejado a los afectados que recopilen toda la documentación posible para poder recuperar su dinero como son los contratos de prestación de los tratamientos y, en su caso, los de la financiación, así como los recibos de los abonos realizados.

En caso de estar pagando el tratamiento mediante financiación, ha recordado que los usuarios que tienen derecho a paralizar el pago y exigir a la entidad financiera la devolución de las cantidades ya abonadas.

Por último, la organización de consumidores ha aconsejado formalizar denuncia e iniciar la reclamación por incumplimiento del contrato.

Consulta aquí más noticias de Palencia.