El fuego se inició poco antes de las 20.20 horas del 31 de diciembre de 2017 en la chimenea del número 21 de la Avenida de Torremormojón de la localidad vallisoletana y se extendió a otras cuatro viviendas colindantes.

Hasta el lugar se desplazaron seis vehículos de Bomberos de Valladolid, además de otro de la Diputación desde Medina de Rioseco, que participaron en unas tareas de extinción que se prolongaron hasta las 3.50 horas de este 1 de enero.

Los servicios de extinción se encontraron a su llegada llamas con "bastante fuerza" en unas viviendas con cubiertas de madera y cuatro alturas, desde sótano a zonas abuhardilladas, han explicado los Bomberos.

La vivienda más afectada es la ubicada en el número 23, ya que se han caído cubierta y forjado, y también ha resultado bastante dañada la del número 21, sobre todo en el tejado, ya que en su chimenea es donde se originó el fuego. Los números 19 y 25 también han sufrido daños por fuego y la número 17 por los efectos del agua que se ha utilizado para la extinción.

Los Bomberos prolongaron la extinción hasta las 3.50 horas, aunque en el lugar quedó un retén hasta pasadas las 6.00 horas, según las mismas fuentes.

Además, los Bomberos de Valladolid tuvieron que actuar en las últimas horas por seis contenedores incendiados en distintos puntos de la ciudad y realizaron otras tantas salidas por los efectos del viento así como otra más para abrir una puerta de una vivienda en cuyo interior se había caído una persona.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.