Señalización del AVE
Nueva señalización del AVE en la estación de Valladolid. P. A.

Seguro que recuerda la imagen de alguna película en la que el ladrón logra escapar de la policía subiendo al tren en el último momento. Eso, con el AVE, no podría hacerlo porque para cogerlo hay que llegar con tiempo a la estación.

Todos los pasajeros deberán picar su billete antes de acceder a los andenes. Renfe recomienda que entre 10 minutos y cuarto de hora. En ese momento, también están obligados a pasar sus maletas, bolsos o cualquier otro equipaje de mano por una máquina de Rayos X.

Cambio de entrada

Los vallisoletanos que utilicen este nuevo medio de transporte se tendrán que acostumbrar también a más cambios con respecto a los trenes tradicionales.

El acceso se realizará por una puerta distinta a la actual. Los viajeros que cojan un tren convencional entrarán por la principal, mientras que los del AVE deberán hacerlo por un acceso lateral, situado entre la cafetería, la comisaría de Policía Nacional y el edificio de consigna. Estará situado a la derecha del edificio actual, según se mira a la fachada.

Incluso está separado el paso de unos y otros por mamparas de cristal traslúcido ya instaladas de algo más de metro y medio de altura. Todo esto se hace por motivos de seguridad para evitar que haya muchas personas en los andenes a los que llegan los trenes de alta velocidad.

La estación, de estreno

Los antiguos relojes se han cambiado por otros nuevos de la marca Festina -que tiene en exclusiva dar la hora en todas las estaciones del AVE-, los monitores de televisión que indican las horas de salida y llegada de trenes han dejado paso a otros de pantalla plana (LCD) y en los andenes donde llegarán los AVE y los Alvia (antiguos Talgo) ya están sus propios letreros luminosos que dirán qué tren llega o sale y la hora.

Es el nuevo mobiliario que acompaña a la alta velocidad y que están colocando estos días en la estación. Además, los técnicos están cambiando todos los altavoces de megafonía.