Fotografía de José Manuel Ballester
Fotografía de José Manuel Ballester incluida en la muestra 'Paisaje deshabitado' JOSÉ MANUEL BALLESTER

El tiempo, la luz y el espacio dominan toda la obra de José Manuel Ballester (Madrid, 1960). Pintor antes que fotógrafo, para él, sin embargo, ambas disciplinas están íntimamente ligadas: "Los límites son mentales. La plasticidad está presente en la fotografía y el lenguaje fotográfico está presente en la pintura. Intento unir lo que me ofrece cada una de ellas. Yo pinto más que nunca, aunque sea con el ordenador. Aunque no soy el único. Gracias a la tecnología digital podemos comprobar que este proceso nos conduce a un neopictorialismo. Mi intención es unificar y crear una unidad por encima de técnicas y medios. Esa es mi obsesión".

A partir de 1990 decide centrarse en la fotografía arquitectónica, tanto de interior como de exterior, primando por encima de todo los espacios vacíos. "Es un forma también de tratar lo humano", explica. Una selección de esas fotografías 'vacías' llegan ahora al Centro de Arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada (CEART) hasta el próximo 21 de enero.

Bajo el título Paisaje deshabitado, el Premio Nacional de Fotografía 2010 reúne un total de 60 fotografías que nos adentran en una especial visión del paso del tiempo. La muestra ha sido comisariada por José María Díaz Maroto y en su búsqueda de simbiosis, conjuga fotografía con música y pintura.

Galardonado con el Premio Nacional de Grabado en 1999. En 2006 se le concedió el Premio Goya de Pintura Villa de Madrid y en 2008 el Premio de Fotografía de la Comunidad de Madrid. Ha participado en numerosas exposiciones colectivas en eventos como ARCO, Art Chicago, Art Forum Alemania, ParisPhoto y Art Miami o ciudades como Dallas, Paris, Sao Paulo, Shanghái, Pekín o Dubái.

La plasticidad está presente en la fotografía y el lenguaje fotográfico está presente en la pintura

Entre sus exposiciones individuales destacan Lugares de Paso (Valencia 2003), Setting Out (Nueva York 2003), Habitación 523 en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid 2005 o La abstracción en la realidad (Sala Alcalá 31, Madrid 2011).

Su obra forma parte de colecciones como MNCARS, IVAM de Valencia, Museo de Arte de Miami, Museo Marugame de Arte Contemporáneo Español de Japón, Fundación Telefónica, Museo Guggenheim de Bilbao o Central Academy of Fine Arts de Pekín.

De forma paralela, el CEART presenta también una exposición del fotógrafo cubano Raúl Cañibano, que recientemente ha sido nominado a la prestigiosa Beca Magnum. Este autor presenta una veintena de obras que establecen un contrapunto entre la ciudad y el campo.