El Hospital de Can Ruti , en Badalona, no recuperará la actividad al cien por cien en las intervenciones quirúrgicas hasta el próximo lunes.

El centro hospitalario, que ayer sufrió un incendio que obligó a evacuar a 215 enfermos, mantiene cerrados hoy 15 de sus 18 quirófanos ya que las salas tienen un proceso de renovación de aire filtrado que necesitan de la corriente eléctrica y están a la espera de que funcione una línea.

El hospital se compromete a hacer todas las intervenciones pendientes antes de Reyes
Respecto a las causas del incendio, que comenzó en los vestuarios del personal situados en el sotano, se desconocen y se continúa investigando. En esa zona no hay una fuente de calor que pudiera provocar el fuego y los primeros indicios apuntaban ayer a una colilla mal apagada.

De momento operan en tres quirófanos a personas a las que ayer no pudieron operar por la intensa humareda que obligó a evacuar cinco plantas del hospital.

El gerent del centro, Enric Argelagués, ha anunciado que antes del día de Reyes habrán realizado las intervenciones que ayer fueron desprogramadas.

Para ello cuentan con doblar los turnos y aumentar la actividad en los quirófanos durante las próximas semanas.

Generadores eléctricos

Hay luz en el 95% del hsopital desde las 20 horas de ayer, es decir, ocho horas después de que comenzará el incendio.

Dos generadors externos proveerán de luz a diferentes servicios durante una semana
Durante la próxima semana dos generadores externos darán apoyo a varios servicios del hospital, como los de críticos y urgencias.

Todavía hay algún ascensor estropeado y alguna puerta rota, por lo que los servicios de limpieza y mantenimiento también trabajan a pleno rendimiento.

Había 566 pacientes

Cuando se originó el incendio en Can Ruti había 566 pacientes ingresados, de los que 40 fueron dados de alta y 65 fueron trasladados a otros centros.

El gerente ha asegurado que los 461 pacientes que se quedaron en el hospital han pasado una noche "tranquila y estable".

La caída del sistema informático hizo que ayer no pudieran avisar de la desprogramación, como medida preventiva, de más de 1.000 consultas externas y pruebas de diagnóstico que había prevista para hoy.

Esta mañana han acudido 700 personas que no sabían que se había anulado su visita. El centro ha puesto en servicio un teléfono para que se consulte las visitas: 93 462 86 00