Haga frío o calor, la mayoría de los jóvenes cordobeses que salen por la noche de marcha eligen hacer botellón. Ésta es una de las conclusiones que se extrae del estudio Jóvenes: Educación para la Ciudadanía, que fue presentado ayer por el Defensor de la Ciudadanía de Córdoba. El informe revela que el 71,6% opta por estas concentraciones como forma preferida para el ocio nocturno. No obstante, sólo algo más del 50% reconoce que bebe alcohol.

Sin embargo, ésta no es la única actividad que realizan los cordobeses de entre 15 y 30 años, ya que un 87,1% asegura que se va a tomar copas a los bares, una vez acabado el botellón, por ejemplo. De cualquier modo, ambas están relacionadas con el consumo de alcohol, un práctica que los jóvenes empiezan a realizar a los 14 años, según el estudio.

En la encuesta se pregunta los motivos para hacer el botellón. Para nueve de cada diez la razón fundamental es que así se puede conversar con los demás, aunque un 86,8% también alega que la bebida sale más barata.

No obstante, los jóvenes son conscientes de los efectos que tiene este fenómeno, como la suciedad o las molestias a los vecinos.

Población. Cada vez menos

Los jóvenes pierden peso en Córdoba. El estudio afirma que en 10 años el número de personas de 15 a 30 años ha caído un 3,4%, mientras que la proyección para 2025 es que la bajada sea del 5,3%.

Emancipación.- 900 € para tener piso

Seis de cada diez cordobeses de 16 a 34 años viven aún en casa de los padres. Los jóvenes creen que para independizarse necesitan un sueldo mensual de entre 900 y 1.000 euros, aunque sólo un 10% llega a ese salario.

Sexo. Pudor paternal

La mayoría de jóvenes recibe información sexual a través de los amigos. Por el contrario, sólo un 13,4% habla con sus padres del tema. La edad media para empezar a tener relaciones es a los 17 años.