El conseller de Educación, Martí March, ha afirmado este martes en el pleno del Parlament que la propuesta de adelantar al mes de julio las pruebas de Selectividad es una medida que ha sido "pensada y consensuada" y que cuenta, según ha dicho, con "la mayoría de entidades a su favor".

"Se ha demostrado que en el verano el aprovechamiento que hacen los estudiantes es bastante pobre", ha defendido el conseller al respecto, quien ha explicado que hay varias comunidades autónomas que ya han adelantado la Selectividad y otras que se lo están planteando.

Así lo ha señalado ante las críticas vertidas por la diputada del Grupo Parlamentario Popular Núria Riera, quien ha reprochado al conseller haber "impuesto" este adelanto y le ha recordado la postura en contra del cambio mostrado por la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA).

"Es un anuncio improvisado, unilateral y sin consultar con los afectados", ha censurado Riera, quien ha criticado que se haya decidido sin "contrastar los resultados obtenidos en otras comunidades autónomas".

"No improvisamos", ha replicado el conseller, quien ha recordado que hay otras comunidades "de todos los colores políticos", como La Rioja, Canarias o la Comunidad Valenciana que ya han adelantado la convocatoria de las pruebas de acceso a la universidad al mes de julio.

"Hemos pensado que es una medida que será buena para los estudiantes", ha defendido March, quien ha apuntado que en la Comunidad Valenciana se han hecho estudios que indican que los resultados de las notas mejoran cuando Selectividad se hace en julio.