El conseller de Educación, Martí March, ha afirmado este martes en el pleno del Parlament que la propuesta de adelantar al mes de julio las pruebas de Selectividad es una medida que ha sido "pensada y consensuada" y que cuenta, según ha dicho, con "la mayoría de entidades a su favor". "Se ha demostrado que en el verano el aprovechamiento que hacen los estudiantes es bastante pobre", ha defendido el conseller al respecto.

Así lo ha señalado ante las críticas vertidas por la diputada del Grupo Parlamentario Popular Núria Riera, quien ha reprochado al conseller haber "impuesto" este adelanto y le ha recordado la postura en contra de la Federación de Padres y Madres.