Según el informe, los asturianos gastaron en alimentación unos 225 euros menos de lo que gastó la media de familias españolas, que se situó ese año en 4.313 euros.

Contrariamente a la tónica nacional, la partida del presupuesto familiar destinada a alimentación, en el Principado de Asturias tendió a la baja en 2016 de manera significativa.

Así, entre 2015 y 2016 el descenso se situó en un 1,13 por ciento, una caída de unos 46 euros de media por hogar. Se invierte así el crecimiento del gasto que experimentaron las familias de Asturias entre 2014 y 2015, cuando el presupuesto familiar invertido en la compra de alimentos aumentó alrededor del 3,2 por ciento (unos 130 euros).

Pese al descenso del gasto medio en el último año, no son las familias asturianas las que más han reducido su gasto en comida y bebida entre 2015 y 2016, sino las extremeñas, que han rebajado su presupuesto en casi 290 euros, un 7,74 por ciento.

En cuanto a las comunidades donde más se ha incrementado el gasto de los hogares en comida y bebida entre 2015 y 2016, están Cataluña (unos 165 euros, es decir un 3,56%), Aragón (unos 125 euros, un 2,83%), Andalucía (unos 90 euros , un 2,21%) y Baleares (unos 67 euros, un 1,55%).

Consulta aquí más noticias de Asturias.