El Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida prevé una buena afluencia de visitantes en el puente de la Constitución y de la Purísima en las zonas de montaña del Pirineo de Lleida, en el que se podría alcanzar una media de ocupación del 80% entre el 5 y el 10 de diciembre.

El Valle de Arán es ahora el territorio que tiene un nivel más alto de reservas, por el buen estado de la estación de Baqueira Beret, que pondrá en funcionamiento este fin de semana 118 kilómetros de pistas y la totalidad de los remontes, ha informado este jueves el patronato en un comunicado.

El puente de la Constitución y la Purísima, considerado desde hace varios años como una de las citas clásicas del inicio de la temporada de esquí, se presenta este año como una buena oportunidad para el sector turístico en general y especialmente para el sector de la nieve y el esquí.

Estos dos puentes "acueducto" permitirán, por un lado, poder enlazar nueve días festivos con sólo tres días laborables, el hecho de que este año la festividad de la Purísima sea viernes en el calendario favorecerá que la mejor ocupación se produzca en el segundo tramo festivo, entre el 5 y el 10 de diciembre.

La previsión de ocupación turística este año será sensiblemente mejor que la del puente del año 2016, cuando con los mismos días festivos, pero situados en diferentes días en el calendario, la media de ocupación en las comarcas del Pirineo de Lleida fue del 60% entre los dos puentes.

Todas las estaciones de esquí alpino del Pirineo de Lleida estarán abiertas al público durante este largo puente, pero con diferentes espesores de nieve y kilómetros de pistas.

Consulta aquí más noticias de Lleida.