Meryl Streep
La actriz estadounidense Meryl Streep, en la alfombra roja de la ceremonia de los premios Bafta. EFE

La actriz Meryl Streep ha decidido no callarse más ante los casos de abusos que ha sufrido a lo largo de su dilatada carrera. Si hace unos días confesaba haber acusado a Dustin Hoffman por manosearle, ahora ha contado una de sus experiencias más desagradables.

"Sé algo sobre el terror de verdad", reconocía durante la gala de premios del Comité de Protección de Periodistas estadounidenses el pasado miércoles, en unas declaraciones recogidas por el portal Daily Beast. "Las dos veces en mi vida que he tenido que lidiar con violencia física real".

"En una ocasión, me tuve que hacer la muerta y esperar hasta que los golpes parasen", revela. "Y en la otra, una persona estaba siendo abusada por un hombre, me volví loca y corrí hacia el. Preguntadle a Cher, ella estaba allí. El matón acabó huyendo, fue un milagro".

Streep está siendo reconocida en las últimas semanas como una de las actrices que más ha defendido a las presuntas víctimas de Harvey Weinsten o Kevin Spacey, denunciados por acoso sexual.