El cadáver de un anciano de 81 años, identificado como J.P.S., fue hallado ayer a medianoche en un huerto de limoneros de las inmediaciones de la pedanía de Casillas (Murcia) después de que sus familiares denunciaran su desaparición dos horas antes.

Sobre las 23.55 horas, un amigo del fallecido y al parecer propietario del huerto, encontró el cuerpo sin vida del hombre, que se encontraba en el lugar por motivos que se desconocen.

Al lugar se desplazó una ambulancia con personal médico que confirmó la muerte y aparentemente no encontró síntomas de violencia, y a las 1.25 horas el forense procedió al levantamiento del cadáver. Al parecer, según confesaron los familiares, el anciano padecía arritmias cardiacas, por lo que pudo morir de un infarto.