PLAN DE EMERGENCIA
Contarán con 200 metros de barreras flotantes para proteger el Miño.

El Plan de Emergencias Municipal, aprobado el pasado mes de mayo y coordinado por bomberos, policía y efectivos de Protección Civil, se dota de tecnología puntera para prevenir y minimizar los riesgos en caso de inundaciones, vertidos de hidrocarburos u otras mercancías peligrosas o fugas que puedan alcanzar el cauce del río Miño.

Así, el plan regula hasta el más mínimo detalle de cualqier situación accidental que entrañe un peligro, por pequeño que sea, y trata de anticiparse para saber actuar con eficacia en el momento necesario.

Pero, a pesar de los tres años de estudio antes de su aprobación, este plan no es algo cerrado y está en continua actualización para adaptarse a las necesidades de cada momento.

Barreras flotantes y unidades absorbentes

Así, entre los artículos que consiguió el Concello para desarrollar este plan, destacan los más de 200 metros de barreras flotantes para la contención y la absorción de hidrocarburos, así como cientos de unidades absorbentes o protectoras para evitar cualquier fuga o vertido que afecte al río o que llegue a la red de saneamiento y abastecimiento municipal.

Todos estos sistemas, aún almacenados, se probarán en los próximos días en algunos puntos del río, para asegurar su funcionamiento.

El Plan de Emerxencias se dota de la tecnología más puntera del momento como barreras flotantes

Para la instalación de cualquiera de ellos es imprescindible utilizar las embarcaciones y los medios acuáticos de la concejalía de Protección da Comunidade.

A través de este plan Lugo intentará reducir las sanciones de la Confederación Hidrográfica del Norte, que, en lo que va de año, multó 18 veces a la provincia por desatender el cauce de los ríos, ya fuera por vertidos, obras u otras causas.

En 2007 Lugo fue la segunda provincia gallega más sancionada, por detrás de Ourense, que se llevó 32 multas; y antes que Pontevedra, que acumuló 14.

 

CONSULTAR AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LUGO