Nota Y Foto / La Junta Despliega Una Campaña Preventiva Contra Incendios Causado
Nota Y Foto / La Junta Despliega Una Campaña Preventiva Contra Incendios Causado JUNTA DE ANDALUCÍA

La delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Granada, Inmaculada Oria, y el delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Manuel García Cerezo, han presentado en Loja este plan de sensibilización, que desarrolla el plan Infoca conjuntamente con Red Eléctrica Española, y en el que se llama a la prevención para "evitar siniestros en los usos del fuego en actividades agrícolas".

Inmaculada Oria ha valorado la cooperación mayoritaria demostrada hasta ahora por los agricultores, toda vez que durante el año pasado se autorizaron 7.650 quemas y se recibieron 1.258 comunicaciones de quemas. "El porcentaje de agricultores que lo hace bien es inmensamente mayor al que no", ha asegurado la delegada, quien ha advertido, no obstante, que el daño que puede producir este mínimo porcentaje "puede ser irreparable".

Según datos de la Brigada de Investigación de Incendios, el 46 por ciento de los 121 siniestros de 2016 fueron debidos a negligencias, 22 de ellos vinculados a actividades agrarias, cuando sólo el 30 por ciento de las quemas tenían autorización. En lo que va de año, un 44 por ciento de los incendios podrían tener su origen en negligencias, muchas de ellas relacionadas con quemas agrícolas.

Por ello, la delegada de Medio Ambiente ha apelado una vez más a la prudencia y al cumplimiento de las normas. "El desastre se puede evitar", ha añadido.

Por su parte, el delegado de Agricultura ha animado a los agricultores a aplicar usos alternativos a los residuos y subproductos, en tanto constituyen, entre otras, una de las fuentes de biomasa con mayor potencial de desarrollo para uso energético. "Además de los beneficios medioambientales por la reducción de gases contaminantes, se amortiguaría el riesgo de incendios y se reducirían los costes de sus explotaciones", ha afirmado Manuel García Cerezo.

En Granada, la campaña se desarrolla en los municipios previstos en la Estrategia Preventiva de 2017 y en otros municipios de interés, entre ellos, Alhama, Loja, Padul, Motril, Huéscar u Órgiva, entre muchos otros puntos de la provincia, con la colaboración de las oficinas comarcales agrarias.

Entre las obligaciones, la Junta recuerda que para quemas por actividades agrícolas en zona de influencia forestal -a menos de 400 metros de terreno forestal-, se establecerá una vigilancia permanente al menos hasta dos horas después de desaparecer las últimas llamas y brasas.

Además, no podrá quemarse en caso de que el viento sople hacia edificios, masas arboladas, matorrales, arbustos o cualquier otro espacio en que el fuego pueda entrañar peligro de producir daños graves.

Consulta aquí más noticias de Granada.