La licitación del nuevo contrato reduce la importancia del precio en la valoración de las ofertas y mantiene la importancia de la calidad, de forma que esta prime sobre el precio. En concreto, la oferta económica se valorará con 20 puntos, cuando en 2014 se valoró con hasta 50 puntos, mientras que la calidad mantendrá una valoración de hasta 40 puntos.

Al igual que en el anterior pliego, se valorarán la variedad de los menús y su calidad nutricional, con hasta 10 puntos, para lo que las empresas deberán presentar modelo de menú para un mes completo (4 semanas con cinco días lectivos cada una) en el que se incluya el desglose diario de nutrientes.

Además, se exige a la adjudicataria que estos se sitúen dentro de los límites porcentuales aconsejados por la Consejería de Salud para cada comida: Proteína (10-15%), Lípidos (30-35%) e Hidratos de carbono (55-60%).

Como novedad, se ha introducido como criterio de valoración la mejora en el número de cuidadores disponibles en el comedor, con hasta 30 puntos, para garantizar el correcto funcionamiento del servicio durante la comida. En caso de empate en las ofertas, también se ha establecido que prevalezcan el control de la calidad y la mejora en el número de cuidadores.

El contrato tendrá una vigencia de 20 meses y las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas, así como la documentación requerida, hasta el 4 de diciembre en los distintos registros y oficinas oficiales del Gobierno de La Rioja en todo el territorio riojano, así como de forma telemática en los canales habituales.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.