Fernández, en el pleno de la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), ha admitido en una respuesta a la portavoz de Foro, Cristina Coto, que no está de acuerdo con el sentido del voto del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados cuando apoyó una iniciativa de Podemos que pedía que en 2020 el umbral de todas las centrales de generación de energía no sea superior a 550 gramos de dióxido de carbono emitidos. Esa iniciativa supone un adelanto de 30 años sobre lo previsto en Europa y podría propiciar el cierre de las actuales centrales térmicas.

Pero Fernández ha insistido en que el mayor peligro para el carbón no llega por esa vía, sino por el plazo de 2018. El presidente asturiano recordó a Coto que desde su formación llamaban a Rajoy "enterrador del sector de la minería del carbón". Sin embargo, le ha reprochado que ahora, tras haber concurrido con los 'populares' a diferentes elecciones, no se han producido avances. "¿Qué ha hecho el nuevo ministro? ¿O Rajoy desde que ustedes están ahí? Nada", le ha reprochado a Coto.

La portavoz de Foro ha llamado "Puigdemont asturiano" a Fernández y le ha acusado de "engañar" a mineros y a los ciudadanos de las comarcas mineras al intentar maquillar las decisiones de un partido "sucursalista" que van en contra del sector.

Coto ha lamentado las "reiteradas mentiras" del PSOE hacia el sector del carbón y ha calificado de "reaccionaria" la iniciativa que apoyaron los socialistas en una "votación vergonzosa". Ha solicitado a Fernádnez que aparque su "acomplejado orgullo" y hable con la vicesecretaria del PSOE, la asturiana Adriana Lastra, que participó en la votación en el Congreso. "¿No habla usted con la señora Lastra?", le ha preguntado. La alusión a Lastra ha causado sonrisas en el hemiciclo, en las filas socialistas y también en el Presidente asturiano.

Consulta aquí más noticias de Asturias.