Parlament
Reunión de la Mesa del Parlament. EUROPA PRESS

La Mesa del Parlament estudia qué acciones legales puede emprender contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía de la Generalitat y de la propia cámara: "Debemos protegernos del ataque más grave a la institución desde el restablecimiento de la democracia".

Lo han explicado este martes fuentes presidenciales después de que JxSí registrara el lunes una petición para que el Parlament actúe "administrativa, civil, constitucional y penalmente" contra el 155: ahora los servicios jurídicos de la cámara estudian todas las posibilidades.

En base a las indicaciones de los servicios jurídicos se tomará una decisión sobre las acciones legales a emprender, y las citadas fuentes indican que "claro que se va a actuar".

Petición de JxSí

"Vamos a proteger la institución; solo faltaría", y han precisado que esta petición de JxSí se abordó en la Junta de Portavoces el mismo lunes en cuanto se registró.

El reglamento del Parlament establece que un pleno ordinario se debe convocar con 48 horas de antelación, pero fuentes de la Mesa han sostenido que el pleno de este jueves no se rige por esta norma

JxSí pone el foco en los puntos D1, D2, D3 y D4 del acuerdo del Consejo de Ministros del sábado que acordó iniciar el proceso del 155 que debe confirmar el Senado este viernes.

Estos cuatro puntos implican perder varios poderes de la Cámara y prohíbe, por ejemplo, que la presidenta del Parlament pueda proponer un candidato a presidir la Generalitat, y que el pleno pueda celebrar un debate y una votación de investidura, entre otras cuestiones.

Fundamentos jurídicos

JxSí ve fundamentos jurídicos para llevar la actuación del Gobierno central con el 155 a los tribunales, ya que considera que el procedimiento utilizado no es "garantista" y puede impugnarse.

Considera "de primero de Derecho" que no se pueden suspender las funciones que el Estatut da a las instituciones catalanas con un procedimiento menos garantista que con el que se aprobó: el Estatut fue validado por el Congreso y por un referéndum, mientras que el 155 se aplicaría solo con la luz verde del Senado.

Forcadell espera que Puigdemont diga si va al Senado para fijar el pleno

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, fijará la hora del pleno de la Cámara del jueves cuando el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, diga si acudirá al Senado, lo que espera que anuncie el Govern este martes tras la reunión semanal del Consell Executiu.

Fuentes parlamentarias han explicado este martes, tras la reunión de la Mesa, que Forcadell prevé que el Govern anuncie a mediodía si Puigdemont comparecerá en el Senado para presentar las alegaciones contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y entonces ella diría este martes por la tarde cuándo se hará el pleno.

Cuando se sepa la decisión de Puigdemont, Forcadell decidirá la hora de inicio del pleno y lo comunicará a los portavoces de los grupos sin necesidad de una reunión de Junta de Portavoces para fijar el horario, aunque sí la tendrían que hacer si hubiera un cambio de día del pleno.

Fuentes de la oposición han dicho esperar que Puigdemont lo anuncie este martes, ya que consideran que "los diputados no pueden estar pendientes de lo que le va mejor al presidente", de manera que han pedido a la Mesa que se fije la hora del pleno este martes.

El reglamento del Parlament establece que un pleno ordinario se debe convocar con 48 horas de antelación, pero fuentes de la Mesa han sostenido que el pleno de este jueves no se rige por esta norma porque no hay documentación, por lo que podría convocarse con menos de 48 horas de antelación.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.