En un comunicado, Sí Se Puede expone que con motivo de este proyecto, la empresa adjudicataria de las obras ha actuado "salvajemente" sobre un talud que alojaba "varias decenas de nidos de una colonia de abejarucos, destruyéndolos en toda su profundidad, lo que imposibilitará la crianza la próxima primavera de este ave migratoria declarada de especial protección".

En ese sentido, la organización de izquierdas señala que junto con la Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA), había "advertido reiteradamente de la protección legal de que gozan los nidos, incluso fuera de la época de cría". Por eso, Sí Se Puede critica este "atentado medioambiental contra una especie protegida", anunciando "acciones legales y administrativas para que quienes sean responsables de estos hechos tan graves, sean sancionados como corresponda".

Y es que según Sí Se Puede, "destruidos los nidos, las posibilidades de que vuelvan anidar allí en la próxima primavera son mínimas, casi nulas".

El Ayuntamiento, gobernado por el socialista Antonio Conde, defiende de su lado que las obras han sido "retrasadas hasta el momento en que habitualmente se marchan estas aves migratorias catalogadas como de especial interés". Alega además el Ayuntamiento que esta última primavera, "ni una sola pareja ha criado en el talud" en cuestión, porque "en la actualidad, la práctica totalidad de la colonia de abejarucos anida y cría en torno al arroyo Riopudio, en el periodo que va de marzo a septiembre aproximadamente".

Además, sostiene el Ayuntamiento que la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente autorizó a actuar en el talud "al no existir en la actualidad riesgos de molestias a la especie", si bien técnicos municipales y de dicho departamento "trabajarán coordinadamente para facilitar la vuelta del abejaruco a este punto, ya que tampoco es descartable que vuelvan".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.