A preguntas de los periodistas, tras visitar las obras que se están ejecutando en la calle Manzanares, en Triana, Espadas ha abogado por trabajar con la empresa "de buena fe, porque lo ha hecho muy bien en otras ocasiones", e incide en que "las mujeres no se merecían esa suspensión", mencionando el alto número de inscripciones y el "chasco" que se produjo. "La situación vivida no puede volverse a repetir", ha sentenciado.

En este sentido, ha indicado que "de todo se aprende" y aboga por que el Ayuntamiento asuma la organización del evento directamente "con toda la responsabilidad y las consecuencias" ante su "alto impacto social". "Cuando se llega a esos volúmenes de personas inscritas, no se puede dejar en manos de una organización privada que en un momento puede tomar una decisión en base de si tiene la documentación en regla o no sin que el Ayuntamiento tenga capacidad de decisión", recalca.

Espadas anuncia cambios en la carrera en los próximos años y deja claro que "se va a seguir haciendo", esperando llegar a un acuerdo con la empresa para que así sea y para abordar la compensación de las personas que no pudieron hacerla.

Recuerda que a la empresa "le faltaba documentación y había permisos que no estaban en regla", a lo que se suma que "empezó las gestiones tarde, pese a que las mujeres estaban inscritas mucho antes". "Fue un problema que la empresa no supo resolver a tiempo", señala, dejando claro que el Ayuntamiento va a dar "un paso adelante y asumir las competencias".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.