Barbacoas mal apagadas, colillas tiradas desde el coche o no recoger la basura tras pasar un día en el campo están en el origen de todos los incendios forestales que se han producido este año en Córdoba. De los 15 fuegos investigados por la Policía Autonómica en la provincia entre mayo y octubre –época de mayor riesgo–, 12 han sido ya esclarecidos. Todos estos sucesos no han sido intencionados, sino que se han producido por imprudencias, según informa a 20 minutos el comisario de la unidad, Domingo Suárez.

«En Córdoba no ha habido este año la figura del pirómano», resalta el responsable provincial de este cuerpo. En su opinión, es necesario seguir insistiendo en la concienciación de la ciudadanía a la hora de evitar conductas de riesgo que deriven en incendios.

Sin embargo, también hay datos para la esperanza. Durante este año se han contabilizado 90 fuegos o conatos, un 42,6% menos que en 2006, cuando se llegaron a registrar 157 incidentes. Suárez achaca esta reducción tan considerable a las cada vez más numerosas acciones de prevención que se llevan a cabo a lo largo de todo el año.

Llama la atención, no obstante, que el número de actas levantadas por tener actitudes imprudentes en el campo se hayan incrementado un 20% este año, hasta llegar a un total de 114. A través de esta vía se ha denunciado a 120 personas.

El más grave, en Cerro Muriano

Ocurrió a finales de julio cuando un incendio arrasó más de 4.100 hectáreas de Cerro Muriano y de Obejo. Fue el suceso más grave de este verano en Córdoba. La Policía Autonómica achacó este incidente a restos de munición que no habían explotado en la zona de tiro de la base militar, aunque la investigación final corrió a cargo del Seprona.

Más datos

Irán a juicio

Este año en Córdoba, la Policía Autonómica ha imputado a una docena de personas  por cometer alguna imprudencia que ha provocado algún incendio.

Prevención

La unidad ha realizado durante
este año un total de 684 inspecciones para evitar incendios forestales en la provincia.

Gracias a estas acciones se han controlado 724 vehículos y han sido identificadas
más de 500 personas.