Los colegios de la zona sur, que incluye los barrios de Covaresa, La Rubia, Parque Alameda y las Villas, y los de la zona centro son los que más estudiantes reciben fuera del plazo de matriculación ordinario, según los datos aportados por la Dirección provincial de Educación.

En ellos se acumulan buena parte de las 291 inscripciones que se han realizado en la capital desde el 10 de septiembre, un día después de que terminarse el plazo ordinario de matrícula, hasta el 20 de noviembre. A este total hay que sumarle otras 228 en la provincia, lo que hace más de tres al día.

La mayor parte son de alumnos de Primaria (220 en la capital y 132 en la provincia) y el resto de Infantil. Estas últimas se concentran, principalmente, en Zaratán, localidad en la que en los últimos meses se han entregado numerosas viviendas, lo que provoca un cambio de domicilio de la familia.

Más plazas

La gran demanda de escolarización existente en la zona sur, una de las que más población está recibiendo en los últimos años de la ciudad, ha obligado a sumar una unidad más de Infantil en el colegio Parque Alameda y en el Margarita Salas de Arroyo de la Encomienda. En este último se escolarizan estudiantes de Arroyo, La Flecha, La Vega y Soto Verde que habían pedido plaza en la zona sur.

Los efectos en las aulas

Que los niños lleguen al centro una vez comenzado el curso puede traer algunos problemas de organización. Así, el colegio debe reestructurar los grupos para encontrar el mejor hueco al nuevo alumno y que éste se adapte a las clases. Aun así, y según la Dirección Provincial, no se suele superar el número máximo de niños por clase.

Las causas

Inmigración: Los inmigrantes vienen por oleadas. Eso provoca que los niños se incorporen más tarde a las aulas.

Cambio de trabajo: Cuando la familia se muda por motivos laborales y no habían solicitado plaza en el periodo ordinario. También por cambio de domicilio.

Sin plaza: Los alumnos que se quedaron fuera del centro dentro del periodo ordinario.