Únicos desde el tubo de escape a las puertas
Un coche personalizado como un taxi de Nueva York (B. Segovia).
50.000 apasionados del diseño de los coches visitan la cuarta edición del salón. Alerones aerodinámicos, llantas deslumbrantes y neones multicolores son algunos de los ingredientes básicos de los 300 vehículos a la carta exhibidos el fin de semana en el Barcelona Tuning Show (BTS), que congregó a 50.000 gourmets del motor .

Hasta 220.000 1 invirtió Cristen en embellecer su coche, que se encuentra entre los 100 vehículos mejor tuneados de España. «No es una cuestión de dinero o de premios, sino de que valoren lo que haces», asegura la joven.

Como ella, se calcula que existen más de 200.000 apasionados por la personalización de los coches en España. Llegan a invertir hasta el 70% de sus ingresos en acuarios para el maletero o chimeneas artificiales, por ejemplo.

Aunque el Salón ha experimentado un descenso de 30.000 visitantes respecto a 2006, el BTS sigue siendo uno de los mayores escaparates del tuning, que en España genera 450 millones de euros al año.