Fachada de los juzgados de Avenida Alemania de Palma
Fachada de los juzgados de Avenida Alemania de Palma EUROPA PRESS

De esta manera, la Audiencia estima en parte el recurso de apelación interpuesto por la representación del acusado contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 4 de Palma.

A pesar de esta rebaja en la cuota de multa, el tribunal confirma en lo demás la sentencia apelada. M.C. está condenado a dos años y medio de prisión. En la resolución del juzgado, se dio la razón al denunciante, quien aseguró durante el juicio que había estado siendo perseguido para que se retractara de todo lo que había dicho sobre la discoteca Tito's.

Durante el juicio, el ahora condenado en su declaración final defendió ser "inocente" y negó haber "amenazado a nadie" en su vida. "No he hablado con nadie para matarlo ni hacerle ningún mal", dijo.

Por su parte, el empresario Bartolomé Cursach -que acudió como testigo- aseguró que "nadie ha ofrecido dinero" para cambiar la declaración de ningún testigo y negó haberse puesto en contacto con nadie y que no conoce al acusado de haber amenazado al testigo protegido número 29 del caso.

En la sentencia se da por probado que el extrabajador acudió en diversas ocasiones al domicilio del testigo protegido con la intención de intimidarlo y de atemorizarlo para que cambiara su declaración.