Vivienda usada
Vivienda usada EUROPA PRESS

Así, mientras en Mallorca y Menorca hay margen de crecimiento del mercado dentro de su alta concentración, en las islas de Ibiza y Formentera ya se ha llegado a una situación límite en la que la población local y el turismo han de alcanzar un equilibrio para poder convivir de manera sostenible.

Por zonas geográficas, aquellas que han acaparado una mayor actividad y concentración de operaciones durante este año son Cataluña, Madrid, País Vasco, Baleares y Canarias.

En concreto, Catalunya y Madrid son el motor principal del sector y una referencia en lo que respecta al volumen de intermediaciones que se completan y a los máximos que se registran en el precio final de venta.

Así, el mercado catalán vive un momento de crecimiento tanto en la primera y segunda coronas metropolitanas de Barcelona como en las zonas costeras de la Costa Brava, El Maresme y la Costa Daurada.

El mercado madrileño avanza a un mayor ritmo en aquellas zonas que se extienden hacia barrios periféricos y la primera corona del área metropolitana de Madrid debido a la falta de producto en el centro.

Por su parte, el mercado inmobiliario en el norte de España tiene en el País Vasco a su principal exponente, con ciudades como Bilbao, San Sebastián y Vitoria en la lista de las ciudades más caras por metro cuadrado.

Por su parte, Canarias ha registrado una notable escalada del precio medio por metro cuadrado en las zonas de más demanda, especialmente en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife.

Según el informe de Donpiso, el precio de la vivienda en España subirá un 3% en 2017. A finales de año el aumento habrá llegado al 6% en las grandes ciudades y sus áreas metropolitanas, con Barcelona y Madrid a la cabeza.

El precio medio de los pisos seguirá subiendo también durante el cuarto trimestre del año hasta los 1.540 euros/m2. Esto significa que un piso estándar de 90 metros cuadrados tendrá un precio de entre 130.000-150.000 euros a cierre de año.

Por otra parte, en las grandes ciudades y sus áreas metropolitanas el aumento llegará al 6% a finales de año, con Barcelona y Madrid a la cabeza, con precios que llegarán a los 2.750 euros/metro cuadrado y 2.400 euros/metro cuadrado, respectivamente. Así, un piso de las mismas características alcanzará un precio de entre 220.000-250.000 euros.