Kiti Mánver y Chevy Muraday
Kiti Mánver y Chevy Muraday SERGIO PORRAS

Los Teatros del Canal de Madrid estrenan el 27 de septiembre la obra Sensible, una historia de amor y obsesión trenzada con la danza y el teatro que, dirigida por Juan Carlos Rubio basada en la novela de Constance de Salm, y protagonizada por Kiti Mánver y Chevy Muraday.

Se trata de un espectáculo "multidisciplinar" puesto que música, danza e interpretación "se funden y superponen" para expresar los sentimientos de amor, obsesión y posesión trazados por la escritora de Salm en su novela epistolar del siglo XIX.

Así, cuenta la historia de una madura aristócrata pasa por todas las etapas del calvario al descubrir a la salida de la ópera la traición de su joven amante, que sube al coche con otra mujer. Por ello, despechada, y a lo largo de un intenso día se sumerge en una espiral de desenfreno intentando recuperar la atención de su enamorado.

"Sensible nace de mis ganas de hablar del amor y de los límites entre estar feliz y estar angustiosamente enamorado" ha señalado el director para explicar que a su juicio "el cuerpo tiene mucha importancia en ese sentimiento" y que por ello aúna palabra y danza.

"Sensible nace de mis ganas de hablar del amor y de los límites entre estar feliz y estar angustiosamente enamorado"A su juicio, "todo aquel que haya estado enamorado, desenamorado u obsesionado alguna vez en su vida va a disfrutar de la pieza". "En un momento en el que la realidad es tan terrorífica, me es imposible contar las historias sociales y políticas del momento", ha declarado.

Así, ha explicado que han creado un "espacio mental" a través del cual el espectador se introduce en la mente de una mujer que espera de manera obsesiva a su amado. "Es la idea de la energía circular que da vueltas y vueltas y tiene que ver con el tiempo", ha explicado el encargado de escenografía, Curt Allen.

En este punto, el director ha asegurado que lo que más le llamó la atención al leer el texto original fue que estuviera escrito por una mujer. "En aquella época la mujer era siempre la musa, pero nunca la escritora. Me interesó mucho el trazado del personaje", ha apuntado para admitir "que nunca antes había trabajado con el texto de una mujer".

Para él, a día de hoy sigue existiendo un desequilibrio en el mundo del teatro ya que "la presencia de las autoras en los escenarios sigue siendo insuficiente". "Con Sensible encontré la posibilidad de corregir ese error. Digo error, porque la inmensa gama de emociones, sueños, frustraciones, obsesiones, ironía, dolor y humor que nos regala la protagonista solo podían surgir de la mente de otra mujer", expresa.

Por su parte, Mánver ha señalado que aborda el personaje de una mujer que "con cierta edad" ve una oportunidad de amor que le hace "sentir en el cuerpo" algo diferente a lo que a veces "le dice su pensamiento". "Ella es la mujer del quizás. Hay muchísimo amor pero desde unos sitios tóxicos. La mente es peligrosa y es capaz de crear cosas que no existen", ha dicho.