Supermercado
Imagen de un supermercado Eroski en Logroño. ARCHIVO

Seguro que conoces esa sensación de salir de un supermercado con cuatro productos en tu bolsa y pensar: "¿cómo puede ser que por estas cuatro chorradillas me hayan cobrado este dineral?". Puede ser que hayas elegido los productos más caros. Pero también es posible que tu elección de tienda no haya sido la más óptima para tu bolsillo.

El año pasado una buena decisión de compra ahorraba a un español unos 933 euros de media al año. Este curso, en cambio, el análisis que realiza anualmente la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), verificando los precios de 1.137 tiendas físicas y digitales, concluye que el ahorro medio posible se reduce este año a 909 euros, un 2,5% menos. Y varía de 266 a 3.013, en función de la ciudad de residencia.

Están introduciendo marcas de fabricante porque quieren dejar de ser grises en sus lineales"Es una quinta parte de los 4.783 euros que se gasta de media un hogar en la cesta de la compra, así que sigue siendo un ahorro importante en un gasto como la cesta de la compra, que es ineludible y necesario", ha asegurado durante la presentación del estudio Ileana Izverniceanu, portavoz de la organización.

¿Por qué se está produciendo esta reducción en las diferencias de precio? La OCU lo achaca a un "frenazo a la guerra de precios". Los hard discount han elevado sus precios al calor de la recuperación, especialmente Lidl (su cesta es un 4,3% más cara que en 2016) y Maxi Día (un 1,8% más). "Ambas están introduciendo marcas de fabricante porque quieren dejar de ser grises en sus lineales, donde ahora dominan las marcas blancas", explica Izverniceanu.

La homogeneización de precios también se observa al comparar el canal de distribución. Los hipermercados siguen siendo más baratos que los supermercados pero este año, a diferencia de los anteriores, también lo son en sus marcas blancas. "Alcampo repite como la enseña nacional donde es más barato hacer la compra, pero ha dejado de ser tan combatiente en precios y se aprieta la distancia con otras", dice Izverniceanu.

Una dieta mediterránea más cara

Los productos frescos se han disparado un 5,3%, pero lo compensa la caída de los envasados y marcas blancasEl precio medio de la cesta de la compra ha subido de media un 0,1%. El alza es ligera, pero es muy heterogénea. Los productos frescos se han disparado un 2,1%  —especialmente los kiwis (+23,9%), los tomates (+20,6%), las peras (+12,8%) o el salmón (+11,7%)—, los envasados de marca avanzan un 0,6%... y ambos se compensan con un abaratamiento de las marcas blancas del -1%.

La OCU ya expresó el año pasado su preocupación porque alimentos saludables como las frutas, verduras y pescados, parte fundamental de la dieta mediterránea, fueran los que más se encarecieran. Este año, la historia se repite. Y suben especialmente en Lidl (+5,3%), Alimerka (5,2%), Consum (4,3%) y Carrefour (3,1%).

"Poquitas cadenas han abaratado estos productos", explica Miguel Ángel Pascual, responsable técnico del estudio. En concreto, solo La Plaza de Día (-3,5%), Bm Urban, Simply Market, Supersol, Eroski y Lupa.

Foto: Miguel Ángel Pascual e Ileana Izverniceanu, durante la presentación del estudio de la OCU. (H. M. G.)

Los precios bajan en cambio para los productos económicos aunque muestras subidas significativos en las cadenas de discount. MaxiDia lidera las alzas en estos productos de marca blanca (6,1%) seguida por otras dos franquicias de la cadena como La Plaza de Dia (5,1%) y Dia Market (3,5%). Los productos económicos que más han bajado son el aceite de girasol (-9,5%), los macarrones (-5,1%), el pan de molde (-4,9%) y las patatas fritas (-4,6%).

Palma entra a formar parte de las ciudades más caras

De un año a otro hay aspectos del estudio que cambian y otros que siguen inalterados. El supermercado Dani, de Granada, por ejemplo, ha recuperado el cetro de ser el establecimiento más barato de España, después de haberle cedido al honor durante dos años al hipermercado Alcampo de Vigo; el establecimiento más caro, en todo caso, sigue siendo el Sánchez Romero situado en la centro comercial Arturo Soria de Madrid.

Almería y Puertollano siguen siendo los dos municipios donde es más barata la compra Almería y Puertollano siguen siendo los dos municipios donde es más barato hacer la compra... pero Palma de Mallorca ha escalado hasta la cima entre los más caros (junto a Barcelona, Teruel y Badalona-Sta.Coloma) cuando el año pasado ni siquiera ocupaba un puesto entre las tres ciudades más onerosas para hacer la compra.

La capital balear lleva años creciendo económicamente al calor de la oleada del turismo desplazado a sus costas desde países más inseguros del arco mediterráneo. La llegada de visitantes ha disparado el empleo en las islas, también los alquileresa. y ahora parece que también la cesta de la compra se ve afectada.

La OCU asegura que Palma siempre ha sido una ciudad bastante cara —la cadela local Aprop es además de las más caros a nivel nacional— pero admite que "es cierto que los precios allí se han encarecido en el último año respecto a otras ciudades". El coste de la cesta de la compra en Palma, de hecho, es un 3,9% superior este año a la media nacional. El año pasado solo era del 3,1%. La ciuda balear ha avanzado ocho décimas.

"Si este año ha escalado al primer puesto, también se debe a que los establecimientos del País Vasco han moderado sus precios, de ahí que hayan desaparecido de las primeras posiciones tanto Getxo como San Sebastián", matiza sin embargo Pascual.

Los otros datos del estudio:

  • ¿Cuál es la cadena más cara y la más barata? Dani, Cash & Fresh y Alcampo (por este orden) siguen siendo las tres cadenas más baratas. Sorli Discau avanza una posición entre las más caras y se sitúa detrás de Sánchez Romero y de la digital Ulabox, que ocupan el primer y segundo puesto. Comprar en Sánchez Romero es un 81% más caro que en Dani: un 100% más en la cesta económica y un 150% más en la de frescos. Basta un ejemplo: un kilo de naranjas en Dani cuesta 1,09 euros, por los 3,95 euros que se paga en la madrileña. "Casi se cuadruplica", calcula Pascual.
  • ¿En qué ciudad puedo ahorrar más? En Madrid (3.013 euros al año) porque, según explica la OCU, es una ciudad grande y con mucha competencia en el sector. Detrás se sitúan otras grandes ciudades y cinturones de periferia como Alcobendas, San Sebastián, Tenerife o Zaragoza, donde la oferta también es variada. Segovia (266 euros) releva a Zamora como la localidad donde se puede ahorrar menos. "Las ciudades pequeñas de interior limitan sus posibilidades de ahorro, no tienen cadenas baratas pero tampoco caras porque no sobrevivirían al no haber población suficiente", dice Pascual.
  • ¿Y por comunidades? La Rioja y Galicia son las autonomías más baratas para el consumidor, mientras que Cataluña y Baleares son las más caras para llenar la cesta de la compra. "En general son las ciudades del noroeste español, las que se encuentran al norte de la línea trazada por el río Ebro, las que muestran índices más caros, junto a Madrid y los archipiélagos", dicen en la OCU.
  • ¿Es más barato Mercado o Alcampo? Mercadona es la más barata en la mitad de las ciudades estudiadas, pero Alcampo le gana la partida de los precios en las localidades en las que ambas están presentes.