Terremoto
Habitantes de la capital mexicana se ponen a resguardo este sábado durante un nuevo sismo de magnitud 6,4 sacudió el centro y sur de México desatando las alarmas apenas cuatro días después de que otro poderoso terremoto de 7,1 causara alrededor de 300 víctimas. EFE

 Dos mujeres de edad avanzada fallecieron en la Ciudad de México a causa de infartos provocados por el susto al escuchar la alarma sísmica por el temblor de 6,1 que se registró este sábado por la mañana en suroeste del país.

Una de las mujeres, de 80 años, murió en su casa en la colonia (barrio) Del Valle, en el centro-sur de la ciudad. La segunda falleció cuando iba por la calle, momento en el que se desmayó y sufrió un infarto, según contaron testigos en la televisión.

El alcalde de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, confirmó las muertes y añadió que algunas personas sufrieron "ataques de histeria" al escuchar la alarma sísmica, que sonó cuatro días después del terremoto de 7,1 que dejó más de 150 muertos en la capital y casi 300 en total, contando a Morelos, Puebla, el Estado de México, Guerrero y Oaxaca.

El sismo de este sábado ocurrió a las 07:52 y tuvo su epicentro a siete kilómetros al oeste de Unión Hidalgo, en Oaxaca (suroeste), unos 700 kilómetros al sur de la Ciudad de México. En la capital casi no se sintió el movimiento, pero la alerta sísmica causó miedo entre la población.

No se han reportado daños en la Ciudad de México y Mancera aseguró que todos los servicios funcionan con normalidad. En Oaxaca, donde se sintió con fuerza, provocó la caída de algunas casas y un puente que habían sido dañados por el terremoto de magnitud 8,2 que el 7 de septiembre sacudió el sur y suroeste del país y dejó casi 100 muertos.