Pop muy dulce con estribillos pegadizos y unos chicos tan 'superguays' que seguro que les recuerdan a otros, a los protagonistas de la canción "Amo a Laura"...

Detrás de estas canciones rosa chicle se esconde la misma persona: el compositor Guille Milkyway, que se define como "una persona tímida".

Por primera vez aparece en un videoclip, donde ha cambiado los modelos por androides. Hasta ahora sus fans solo le veían la cara en los conciertos. En su terreno es un rey de las ventas.

Aunque muchos le califican de "ñoño" por pasarse un poco con el azúcar en sus letras.