Los agentes se han llevado varias bolsas de la nave de la empresa, a diferencia del primer registro, que hizo el sábado.

El abogado de Indugraf, Tomàs Gilabert -que no ha hecho declaraciones tras el registro de este sábado-, dijo a los periodistas el viernes, tras la primera entrada: "No han encontrado nada porque nada podían haber encontrado".

La entrada de los agentes en la imprenta y también en la sede del semanario 'El Vallenc', en Valls (Tarragona), ha estado motivada por una denuncia de la Fiscalía de Tarragona por presunta desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos.

Dentro de las diligencias previas abiertas por el juzgado de guardia de Tarragona, se han pedido tres entradas y registros en las oficinas de la imprenta en Constantí y en las dos sedes en Valls de la publicación.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.