Registros de la Guardia Civil
Agentes de la Guardia Civil, durante el registro del semanario El Vallenc en busca de material para el referéndum del 1 de octubre. ACN

Agentes de la Guardia Civil han registrado la sede del semanario El Vallenc, en Valls (Tarragona), en el marco de su actuación ordenada por la Fiscalía para detectar si se está confeccionando material susceptible de ser utilizado en el referéndum de independencia del 1-O. Se trata de un local anexo a la redacción de este medio de comunicación local y comarcal.

Los agentes han recogido en El Vallenc el ordenador principal de la empresa, documentación y una copia de todos los correos electrónicos del medio y del personal de su director, Francesc Fàbregas.

En el marco de esas diligencias previas, se han pedido tres entradas y registros en las oficinas de una imprenta en Constantí (Tarragona) y en las dos sedes en Valls de una publicación que la jueza acordó, en alusión al semanario El Vallenc. Cerca de las siete de la tarde, la Guardia Civil ha puesto punto final al registro en la imprenta de Constantí, y los agentes de dicho cuerpo han abandonado las instalaciones de la empresa, que imprime precisamente El Vallenc, con varias bolsas, a diferencia del anterior registro, efectuado este viernes.

La entrada de los agentes en la imprenta y también en la sede del semanario El Vallenc' ha estado motivada por una denuncia de la Fiscalía de Tarragona por presunta desobediencia, prevaricación y malversación de caudales públicos.

Concentración

Frente a la sede del semanario, protegido por media docena de agentes de la Guardia Civil, se han congregado decenas de personas con banderas independentistas y de la ANC, en protesta por la actuación policial. Han cantado Els Segadors y han coreado lemas como "¡Votaremos!".

Según ha indicado Carles Puigdemont en su intervención ante el Consell Nacional de su partido, "pueden intervenir imprentas o sitiar un medio de comunicación local con guardias civiles, pero el lunes con la Diada les desbordaremos democrática y pacíficamente, y el 1 de octubre con las urnas".

Puigdemont ha considerado, además, que, cuando "en un pueblo hay una mayoría muy evidente que desea votar", se genera "una cadena de responsabilidades invencible e indestructible", por lo que el referéndum acabará celebrándose, "pese a las suspensiones, las querellas y las inhabilitaciones".

Consulta aquí más noticias de Tarragona.