En nueve días de trabajo, según datos de la Delegación de Medioambiente, se han recogido más de 6.700 kilos de residuos sólidos urbanos, plásticos, vidrio, papel y otros objetos que cada día llenan los aledaños de los puntos de recogida en Espartinas.

La alcaldesa ha valorado positivamente el resultado de esta campaña, avisando de que este servicio que se ha realizado de manera puntual "no puede mantenerse más en el tiempo debido a que las arcas municipales no pueden hacer frente a su importe". En total, este refuerzo ha tenido un coste para el Ayuntamiento de 304,92 euros por día, es deicir 2.744,28 euros en total.

"Era necesario ante el sorprendente incremento de basuras depositadas fuera de los contenedores en las últimas semanas y valoramos la gran eficacia de servicio prestado, pero entendemos que el coste del servicio es inviable en estos momentos", indica la alcaldesa.

"No podemos dejar de solicitar la colaboración de los vecinos para mantener los contenedores en el mejor estado posible", abunda, "máxime con el reducido número de operarios con los que cuenta el Consistorio, para realizar las labores de limpieza viaria".

La alcaldesa recuerda que "tras el ERE de 2012, (cuando el municipio estaba gobernado por el popular Domingo Salado), el Ayuntamiento sólo cuenta con ocho operarios para la limpieza, dos de ellos solo para pintura, con unos medios muy limitados". "Es una realidad que la limpieza de nuestro pueblo necesita un importante refuerzo tanto de medios humanos como materiales, pero la deuda heredada de más de 18 millones de euros, de la que aún quedan por pagar más de nueve millones, impide afrontar una inversión de mejora en la limpieza del municipio", argumenta.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.