En un comunicado, el colectivo ha indicado que en el atestado de la Guardia Civil, los agentes "aseguran que el control se montó por una llamada anónima que alertó a la Guardia Civil de que en la furgoneta se transportaba droga".

Ecologistas ha indicado que los gentes relatan textualmente que sobre las 15,40 horas del 26 de agosto la central COS de Cádiz recibió una llamada anónima procedente de una cabina telefónica de El Bosque en la que el llamante comunicaba que desde Benamahoma iba a salir una furgoneta blanca cuadrada con letras de matrícula DTT seguramente en dirección a El Coto de Bornos, población que se encuentra en fiestas patronales.

Además, señala que el llamante "posiblemente llevara en su interior sustancias estupefacientes para su posterior venta en dicha población", tras lo cual aseguran que se montó un dispositivo para "interceptar dicho vehículo".

"Queda claro que alguien metió droga en la furgoneta de Juan Clavero, y deja en evidencia que se había organizado una auténtica emboscada para involucrar al activista ecologista en un turbio asunto de tráfico de estupefacientes", han indicado.

Para Ecologistas, "la explicación de los agentes no puede ser más inverosímil y chapucera". Por un lado "inverosímil porque a la hora de la llamada anónima Juan Clavero estaba en un bar de Benamahoma con numerosos testigos y sin su furgoneta, ya que había dejado ésta en un carril a tres kilómetros de la localidad de El Bosque, punto de inicio de la marcha reivindicativa de las vías pecuarias y caminos públicos". De Benamahoma hasta el Coto de Bornos "se va lógicamente por carretera, no por el camino en el que Clavero fue interceptado", han dicho.

Y por otro lado "chapucera porque se podían haber inventado una excusa mejor que sostener que Clavero iba a vender droga a una feria de un pueblo".

Para el colectivo "está claro que la persona que realizó la llamada estaba coordinada con la que metió la droga en la furgoneta de Juan Clavero. "¿Cómo si no iba a saber lo que había en el interior de su vehículo?", se han preguntado. Además, han indicado que "existen también fundadas sospechas de que los agentes que detuvieron a Clavero podrían tener información sobre el recorrido del activista ecologista por un carril forestal que no se aportó en el chivatazo", por lo que "existen dudas razonables sobre cómo supieron que volvía a El Bosque por ese carril y a esa hora".

En definitiva, considera que "la actuación de los agentes de la Guardia Civil que interceptaron y detuvieron a Juan Clavero tiene muchas sombras que deben aclararse". Por otra parte, y en lo que se refiere a las comunicaciones públicas realizadas por la Guardia Civil tras el suceso, Ecologistas en Acción "no puede más que mostrar su indignación al tener conocimiento de que se mintió a la opinión pública informando de una falsedad, que el control en el que se detuvo a Juan Clavero era rutinario, cuando lo cierto, conforme consta en el atestado, es que respondía a una supuesta llamada anónima".

El abogado de Ecologistas en Acción que ha asumido la defensa de Juan Clavero ha solicitado varias diligencias al juzgado "tendentes no solo a acreditar la absoluta inocencia de Clavero sino también la imputación de los verdaderos responsables de estos hechos, entre ellas la de encontrar a la persona que presumiblemente metió la droga en el coche, sobre la que se han aportado datos al juzgado para poder localizarla, y de la que existen testigos que lo sitúan en el interior de la furgoneta de Clavero antes de su detención".

Asimismo, se han solicitado diligencias para "aclarar la actuación de los agentes que participaron en este operativo, incluyendo la grabación de la llamada anónima y la solicitud a la Guardia Civil de un informe exhaustivo de la manipulación y de la cadena de custodia de la bolsa de droga incautada hasta la disposición de la misma ante el juzgado".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.