Corea del Norte
Un vehículo militar con dos misiles a bordo participa en un desfile por la festividad del Día del Sol en la plaza Kim Il Sung, en Pionyang (Corea del Norte). EFE

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, asegura que Corea del Norte podría tener "en unos meses, los medios para alcanzar con el arma nuclear Estados Unidos, o incluso Europa" y advirtió de que la situación es "muy grave".

"Sí, la situación es muy grave", respondió el ministro al ser preguntado sobre si se debía temer a Corea del Norte, en una entrevista con la radio RTL.

"Vemos una Corea del Norte que se fija como objetivo tener, el día de mañana, misiles que permitan transportar el arma nuclear. En unos meses, eso será una realidad y en ese momento, cuando cuente con los medios para alcanzar con el arma nuclear Estados Unidos, o incluso Europa, y al menos Japón y China, la situación será explosiva, y por eso hay que anticiparse", afirmó.

"Hace falta que Corea del Norte vuelva al camino de las negociaciones", insistió.

El vuelo, el martes, de un Hawasong-12 norcoreano de rango medio por encima de Japón comportó una nueva escalada en la crisis de la península coreana, tras dos lanzamientos de misiles intercontinentales que, al parecer, podrían llegar a buena parte del continente americano.

"Un gran conflicto"

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin ha expresado su preocupación por el incremento de las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte, llamando a la contención y al diálogo para evitar "un gran conflicto" en la península.

"Los problemas de la región solo deberían solucionarse mediante un diálogo directo entre todas las partes concernidas, sin ninguna condición previa", declaró Putin en un comunicado publicado antes de la cumbre los BRICS prevista del 3 al 5 de septiembre en China.

"Las provocaciones, la presión y las retóricas militares e insultantes son un callejón sin salida", agregó, considerando que esperar que "la presión baste para frenar el programa nuclear y balístico de Pyongyang es un error".

El presidente ruso estimó que la península coreana se encuentra actualmente "al borde de un gran conflicto", llamando una vez más a apoyar la hoja de ruta propuesta por Moscú y Pekín para desactivar la crisis.

Rusia y China han propuesto en varias ocasiones una doble "moratoria": el cese simultáneo de las pruebas nucleares y balísticas norcoreanas por una parte y de las maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur por la otra.