Botellón
Grupo de gente disfrutando del 'botellón' en la calle.

El botellón ya no respeta ni la antigüedad clásica del teatro romano de Itálica. Por eso, vecinos de la zona han exigido al Ayuntamiento de Santiponce y a la Junta de Andalucía que actúen para atajar este problema.

El Edificio Teatro Romano se encuentra a tan sólo cinco metros del conjunto histórico. Sus propietarios aseguran que están "desesperados e indignados", porque consideran "increíble" que se celebren botellones, carreras de coches y hogueras a las puertas del teatro.

Ya se han reunido en dos ocasiones con el alcalde, José Peña (PSOE), pero aseguran que el primer edil afirma que "que allí no molesta el botellón" y que "a algún sitio se tienen que ir" los jóvenes de la localidad. Por eso, critican que la entrada al teatro esté hecha "una pena, todo muy sucio".

También aseguran que han tratado de ponerse en contacto con la Delegación Provincial de Cultura y con el el presidente de la Fundación Itálica, José Rodríguez de la Borbolla, pero "hasta ahora no hay respuesta".

Atentado

Incluso, denuncian que hace un par de semanas se trasladaron a la zona dos efectivos de seguridad de Itálica, porque "tiraron una botella y rompieron una columna". Los vecinos lamentan que Cultura diga que "de puertas para dentro del teatro le corresponde", pero que de puertas para fuera "es cosa del Ayuntamiento".

Por último, critican que la Policía Local sólo acuda a la zona si se denuncia que los jóvenes tienen la música alta, pero no por el botellón, ya que "dicen que el alcalde no les da permiso porque en algún sitio tienen que estar".