Se reanudan las tareas de búsqueda de los jóvenes desaparecidos en Susqueda

Un momento de la búsqueda de los dos jóvenes en el pantano de Susqueda.
Un momento de la búsqueda de los dos jóvenes en el pantano de Susqueda.
EUROPA PRESS

Los Bomberos de la Generalitat han reanudado en la mañana de este jueves las tareas de búsqueda de los dos jóvenes desaparecidos desde el sábado en el pantano de Susqueda (Girona), han informado fuentes del cuerpo.

Las tareas se centrarán tanto en el interior del pantano como por tierra, y participarán en ellas dos vehículos de Bombers, el grupo canino de búsqueda, el grupo de actuaciones especiales (Grae) y el Grae subacuático, además de la unidad subacuática, de montaña, canina y una patrulla de seguridad ciudadana de los Mossos d'Esquadra.

Los Bomberos también han puesto a disposición de los equipos de búsqueda un helicóptero, que se activará en caso de encontrar nuevas pistas, a pesar de que la búsqueda se suspendió el miércoles por la noche sin nuevos indicios.

A las 21.00 horas del pasado miércoles no se había encontrado ningún nuevo indicio de relevancia, después de que el domingo se encontrara en el pantano el kayak del chico, y la noche del lunes se hallara el coche, que fue reflotado el pasado martes.

Los Mossos han confirmado en una publicación de Twitter que seguirán buscando a los dos jóvenes desaparecidos usando los medios disponibles como drones, helicópteros y unidades acuática y canina, respectivamente.

El coche, hallado hundido en el pantano

El conseller de Interior, Joaquim Forn, afirmó el pasado miércoles que el coche de la pareja de jóvenes desaparecidos que fue hallado hundido en el pantano de Susqueda "no cayó por accidente", sino porque "alguien lo empujó", en un caso en el que no se descarta ninguna hipótesis, incluida una fuga voluntaria.

En declaraciones a los periodistas, Forn indicó que los Mossos d'Esquadra mantienen abiertas varias líneas de investigación sobre la desaparición la semana pasada de Marc H.L., de 23 años y vecino de Premià de Mar (Barcelona), y Paula M.P, de 21 y de Arenys de Munt (Barcelona), tras extraer el pasado martes su coche hundido en el pantano de Susqueda (Girona).

"La evidencia más grande es que el coche no cayó por accidente, que el coche fue a parar al pantano porque alguien lo empujó, alguien lo llevó. Esta es la mayor evidencia que tenemos", dijo el conseller, tras participar en una reunión de la Junta de Seguridad Local en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona).

Según Forn, entre las varias líneas de investigación que mantienen abiertas, que no descartan ninguna hipótesis, figura la de la desaparición voluntaria, aunque no es la única.

Fuentes cercanas a la investigación confirmaron que en el interior del vehículo había una piedra, aunque se está tratando de determinar si ya se encontraba en su interior o entró cuando el coche se deslizó hacia dentro del agua, ya que hasta el momento no se ha podido acreditar que estuviera puesta intencionadamente en ningún mecanismo del vehículo.

Nota con anotaciones

Los agentes también localizaron una nota con anotaciones, aunque se ha determinado que no es ni de despedida ni expresa una intención de suicidio, sino que sólo incluye reflexiones.

Los Mossos d'Esquadra, los Bomberos de la Generalitat, los Agentes Rurales y la unidad subacuática de la Guardia Civil  retomaron el pasado miércoles las labores de búsqueda de la pareja, después de que su vehículo fue reflotado el pasado martes del pantano, donde estaba sumergido a unos seis metros de profundidad sin sus ocupantes en el interior.

Forn destacó que los efectivos de rescate están poniendo todo su esfuerzo material y humano para poder localizar a los dos jóvenes, de quien los Mossos d'Esquadra han divulgado una fotografía para pedir la colaboración ciudadana.

Los equipos de rescate están rastreando por agua y por tierra toda la zona del pantano, además de pistas forestales cercanas y dos dos pozos y una mina situados en los alrededores, en busca de los jóvenes desaparecidos.

Al parecer, los jóvenes, que estaban de vacaciones, tenían previsto visitar Tamariu, en Palafrugell (Girona) y el Montseny y hacer una excursión en un kayak, propiedad del chico, por el pantano de Susqueda.

El kayak inflable del joven con el que, al parecer, pretendían hacer una excursión por el pantano apareció el domingo en el agua, en una zona próxima a la que se encontró el coche, el llamado coll Palomera, medio desinflado.

El embalse de Susqueda, en el río Ter, creado por una presa situada en el municipio de Osor, tiene unas 470 hectáreas de superficie, una capacidad de unos 230 hectómetros cúbicos y se extiende por los términos de Susqueda y Sant Hilari Sacalm, en la comarca gerundense de la Selva.

A pesar de que los jóvenes salieron a hacer su ruta el jueves pasado, no fue hasta la tarde del sábado cuando sus familiares, extrañados por no tener noticias de ellos, pusieron la denuncia en la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) de Premià de Mar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento