Zapatero fue proclamado ayer candidato del PSOE a la Presidencia y, acompañado por primera vez en un acto político por su esposa, Sonsoles Espinosa, pidió una mayoría más amplia en las elecciones de marzo. Prometió aumentar el bienestar social, luchar contra el cambio climático y garantizar una mejor convivencia, y criticó el «obstruccionismo» del PP. Rajoy, por su parte, recuperó la idea de realizar trasvases de agua y afirmó que en España «sobra agua; no sobra mucha, pero sobra».