Un hombre de 30 años conducía por la M-30 durante la mañana de ayer cuando se le echó encima otro vehículo que circulaba en sentido contrario.

El choque frontal se produjo poco antes de las nueve a la altura del kilómetro 0,4, cerca de la salida de la A-1.

Como consecuencia del impacto, el conductor que circulaba correctamente quedó atrapado por las piernas en su coche y fue trasladado en estado grave al hospital de La Paz. El joven que conducía a contramano, de 25 años, tiene un traumatismo abdominal y está ingresado en el Ramón y Cajal con peligro para su vida.